Con unos cauchos no pasará nada…