Se hizo el muerto…