Como bien dice el dicho: “Ladrón que roba a ladrón tiene mil años de perdón”…