Hasta los muertos tienen mejor vida que yo…