Y que le pasó a la muchacha, comió finta y pensó otra cosa.