Este hombre encontró una buena forma de utilizar su propia barba, como un plata para comer pasta.