Este niño quiso lanzar el gato a la fuente, y por su inocencia se cayó fue él, lo malo de aquí es que los padres parecen estar apoyando esto, unos sinvergüenzas.