Muy mal hecho Homero, no sólo se paro el sitio para estacionar las personas invalidas, sino que se agarró todos los puestos.