Cuidado con las reliquías…