Lanza la pelota al campo que no pasará nada…