Este entrenador se puso muy furioso por lo mal que estaban jugando sus jugadores y se metió en el juego a taponear a los pequeños, no debió perder así los estribos este hombre y menos con unos niños.

 

 
 

Comments